Crónicas

Crónica – Belleza nocturna con Alex Juarez, Rey Lobo y MAVICA

By 27 junio, 2019 No Comments
la noche más corta

“¿Todos tenemos pies, no?”, pregunta inocentemente Víctor, el Rey Lobo contemporáneo, con una media sonrisa. Un ritmo desafinado, fuera de compás pero con toda la buena intención comienza a hacerse eco en la sala. Intentamos hacerlo bonito, sale regular. Hay que mezclar manos y pies, yo ya me doy por vencida. En cambio, a ellos y a ella todo se les da bien encima del escenario.

Embelesados y con cara de circunstancia a la vez, tratamos de entender qué está pasando. Dicen que no han ensayado demasiado, les sale una maravilla. Un 21 de octubre a cuatro voces, un aplauso final y una reivindicación de Those con su cantante, Alberto Saorín, sintiendo el homenaje desde la butaca. Solo se veía una cara sonriente si te girabas para verle aplaudir. La sala entera reía. “Oh, Oh, Oh, Oh, Oh”.

Despegue en 5, 3, 1

Preocupados por pegar carteles, tarea ardua con estos grados, quedamos a las 18h en el puente de siempre. Alejandro no ha impreso aún las fotos que tenía que imprimir, caminamos hasta el otro lado de la ciudad para ir a la copistería. Sí, tiene que ser esa. Cenamos en una confitería rápidamente, vamos al coche y en medio del camino vemos que la rama tirada casi en mitad de la carretera, sigue ahí. Alejandro cree que es buena idea llevársela. Tenemos una rama de árbol en el maletero. Nos acercamos al Víctor Villegas y ya está el otro Álex esperándonos. Llegamos pronto. Yo tenía histeria de que íbamos justos. Me equivoco. El señor que verifica las entradas es muy simpático.

Al cabo de unos minutos empieza la voz que anuncia que quedan 5 minutos, 3 minutos y 1 minuto para que dé inicio el espectáculo. Puede que sólo lo diga dos veces, no tres. Noto un sonido no demasiado agradable en los oídos y la butaca empieza a temblar. Parece que esté en un avión y empezase a haber turbulencias. ¿Me agrada o no? La guitarra de Alex Juarez y el tembleque se sustituyen por la marrón con la cinta roja que siempre le acompaña. Me agrada.

En perfecta sintonía da inicio a El Viaje, con el que nos vamos a 2015. Alex Juarez se marcha aún más lejos, reaviva la sensación de cuando grabó ‘Cinco Canciones en Directo’. La misma sala, la misma pasión. El vacío existencial de, como la llamo yo, la canción del agujero continúa el camino.

Alex Juarez en 'La noche más corta'La vehemencia tocando la guitarra, los movimientos de cabeza y su voz, combinan con los de una estrella de rock soft. No puedo dejar de mirarle. Me traslado a una historia distinta en cada melodía. Y, aunque no hace falta, sólo es necesario escucharle y verle, Juarez se desnuda entre canción y canción. Comparte el sentido personal de lo que interpreta. ¿No es de esos artistas a los que ves el alma con cada nota?

Confiesa que siempre se ha sentido como un nómada, un viajero que continuamente mira el paisaje a través del cristal. “Resolví que mi identidad es la de un viajero en tren”, afirma. La Mudanza y La Cálida y La Brava, reflejan esa autenticidad. Te imaginas recuerdos, lo ajeno se convierte en propio.

Tan Murciano hace un alegato a favor de la Región, la zona geográfica que añoras cuando te vas, la que aborreces si te quedas. A esa Santa Eulalia que, como dice el músico, quiere ser Malasaña; a esas ruinas debajo de un parking. Sin embargo, Alex nos cuenta que le parece más divertido tocarla fuera, donde esta urbe sigue siendo esa “ciudad mitológica”. Consigue que la extrañe estando en ella. Un anuncio promocional de Murcia triunfaría con esta melodía. 

Aullido a tres bandas

Rey Lobo en 'La noche más corta'Un receso, la voz volviendo a anunciar que se reanuda el concierto. Un público que vuelve a llegar tarde. Tres músicos esperando mientras dan los últimos toques de afinación. Es la segunda vez que veo a Rey Lobo. La primera fue al aire libre y lloré. ‘Nonduermas’ ha conseguido hacerse un hueco entre las noches de insomnio y bajona, que son muchas, pero también en los momentos plagados de ansias de belleza en vena.

En mitad de una mezcla de electrónica, coros y guitarra, se me queda clavada la parte de una canción de lo que, dice, será el próximo disco: “Todos los pétalos de rosa dicen sí”. No me acuerdo de nada más, pero sólo han hecho falta siete palabras para tener la certeza de que se añadirá a mi biblioteca nada más salir.

Temas nuevos y los ya conocidos conforman el setlist. Canciones sin nombre junto con Petrolos, Media Legua y Camino Hondo hacen que se paralice y pase rápido el tiempo a la vez. Llegamos a la Tonada De Luna, donde Víctor, el cantante, servido de un aparatejo eléctrico entre las manos, consigue hacer una versión de Simón Díaz -si no me equivoco-. Parálisis ambiental, una fotografía en blanco y negro donde el foco está puesto en él. En la primera fila un hombre se pone en pie. Nos ha vuelto a ganar. 

“Una vez alguien me dijo que te vio dentro de mis ojos. Y yo me fui escondiendo hasta de los espejos, por si reflejaban tu color”, sintetiza las pupilas de todas las personas que estábamos ahí. Que no se nos note demasiado el entusiasmo. 

Mavica en 'La noche más corta'En una noche, la más corta, cargada de nuevos temas para nuestros oídos, MAVICA no iba a ser menos. Toca su ‘Gone’ y alguna para el próximo epé. Dice que es de La Manga, pero trae a una banda recién aterrizada de Londres. Entre ellos, Pablo Serrano -PBSR-, cuya presencia también entusiasma a los oyentes. 

El lugar se convierte en una sala un tanto underground con la presencia de la artista. Nos mudamos a un festival al más puro estilo americano. Tenemos uno de esos conciertos que se ven de fondo en algunas películas mientras los protagonistas dialogan. Se produce una escena de confesión de amor, arranca la música por encima de la conversación y todo es felicidad. Tenemos un final grato.

Mi visión se desplaza hasta un señor en primera fila que no deja de mover el pie y la cabeza. Lo está disfrutando, me contagia. De reojo puedo ver que hay más personas igual. Con Plastic Hearts la exaltación se incrementa. Es difícil que no me flipe la batería. Es imposible no imaginársela triunfando en festivales. No hay mayor explicación que el talento.

Rey Lobo y PBSR en 'La noche más corta'

Alejandro me confiesa en mitad del revuelo que hacer un rato también dejó de seguir el ritmo, me río. Sentados en la tarima, entre risas nerviosas y miradas cómplices, Alex Juarez, Rey Lobo, MAVICA y PBSR cierran ‘La noche más corta’ haciéndonos testigos de que, aunque sean nómadas, siempre tendrán un hogar. Ojalá volvieran a casa cada semana. 

 

 

Fotografías de Alejandro Paraíso