A propósito del joven punk andaluz: La Trinidad

Málaga, ciudad ilustre según Wikipedia por no sé cuántas cosas. Yo me quedo con que de ahí salió Marisol, probablemente la señora más adelantada a su tiempo de la España del siglo XX. Conocida como ‘Málaga la Roja’, la gente murciana debe sentirse identificada con ella, pues nos pasó lo mismo (últimos reductos de la República) y ahora nos gobierna una panda de corruptos fascistas burgueses. Es por ello por lo que, desde la región andaluza, movida por esa rabia, el sector inconformista ha irradiado con más fuerza, junto con el más norteño de nuestro país.

Quiero darle voz a una tríada de chavales que, con unas guitarras y una batería, se han marcado uno de esos EPs que, cuanto más escuchas, más descubres. Más adelante os contaré un par de cosas que me han dejado bastante pajarico. Se trata de La Trinidad, grupo bien de la ciudad previamente citada compuesto por Jorge (bajo, guitarra y voz), Sixto (bajo y voz) y Carlos (batería y coros). Influidos por el punk rock español, tanto actual como el clásico — se sirven también del inglés -‘Television’ o ‘Shame’-, de recomendadísima escucha por mi parte y por la de gente con cabeza. Los chavales no paran, os voy a presentar un EP, pero es que – para quien guste- están preparando otro para el primer cuatrimestre de este año fiscal, en el que cambiarán ligeramente de sonido.

DESENTRAÑANDO EL PELIGRO

‘El peligro’ es el nombre que han decidido clavarle al primer trabajo de la banda que ha actualizado su mensaje, (cambio de nombre de la misma incluido), posee cinco temas que sé que se van a cantar con rabia y arte a partes proporcionales y proporcionadas por los tres chavales. Los temas duran dos minutos y poco. Eso es bueno. Estoy un poco harto de canciones que las alargan simplemente porque creen que quedan bien. Prefiero dos minutos de potencia que cuatro de gilipolleces.

Portada de ‘El Peligro’

Le damos al plei en la mistei, y el grupo abre la boca para escupirnos ‘Agujas’, pero con suavidad, al oído. El tema está inspirado en un poema de Fernando Merlo; poeta, referente malagueño y con una rabia interna que intentó paliar por medio de líneas de versos y derivadas. La banda utiliza esta inspiración en su imaginería y simbolismo para cargar la pistola con la que apuntan a tus entrañas en los dos minutos que dura la pieza, comenzando con unos acordes torcidos y calmados que dan preludio a unos acordes algo más duros, sin cambiar el tono de la voz que utilizan. La letra del tema es muy plástica, poco a poco se moldea en tu cabeza cada imagen que no quiero desvelar, con unos coros que envuelven el paquete firmando con ‘Rápido caudal de lenta muerte’, que retumba en los oídos. Le sigue ‘Las Venas’, con unos riffs y un bajo que te llevan en ese viaje psicodélico, ese túnel de viento en el que en las paredes resuenan los ecos del coreo que suena en el tema, inspirado en otra pieza poética, esta vez de Leopoldo María Panero, a quien tengo gran admiración. La banda se mete en ese circo del que habla el poeta para desatar caos y despecho juvenil y acabar matando al gimnasta. Hace que rechinen las poleas del trapecio aún más, ahora llenas de su sangre que “fluye y chirría”.

Puestas ya las pilas para lo que se avecina, el trío malagueño ha decidido poner como siguiente tema ‘Funeraria Avancino’. Los chicos traen la mejor versión de lo que es un tanatorio para ellos. Es genial la descripción de lo que parece ser el deseo que quiere la banda para su final. Un mar furioso, un sepulturero alcohólico y que lxs que vayan a ver sus caras encajadas en ataúdes se lleven un recuerdo resacoso de regalo.

Llegamos a la canción que, al ser la más teenager, es la que más me puede. Lo siento. Otra vez, amigos, llegamos al momento que, para la peña a la que le gusten estas cosas, como curiosidad, el grupo coge la ciudad que Aníbal Núñez presenta en el poema AA. En una esquina. La retuerce, la traslada al universo punk jovenzuelo y nos la presenta a los ojos más bonitos que cada unx quiera imaginar. Ah, por cierto, puntazo lo de la torre de marfil, ya está bien de sobrevalorar el Modernismo. O bueno, yo lo he querido entender así, que nos dejemos de tonterías, hagamos el amor y vivamos como buenamente queramos. No lo sé, a mí me vale. En vuestro concierto la voy a cantar igualmente. Por cierto, antes de dar un pequeño apunte sobre el último tema, estos chavales van a dar un recital junto a ‘Texxcoco’, ‘Camellos’ y ‘Marklenders’ el 15 de marzo en Málaga y el 16 en Algeciras, de un googlazo os salen. Bueno, terminamos el EP con ‘La Fusta’, porque eso de acabar una experiencia musical con BDSM nunca está de más. Redoble de tambor, “puntas de acero y tacón de aguja”, “el cuero caliente”.

Llegamos ya al final del artículo, queridxs lectores, y no quiero sacar más tópicos del periodismo como a colación y cosas así, porque suficientemente amateur soy. Así que, tan solo quería añadir que tengáis en el punto de mira a esta gente, porque lo vale, mucho. Lo saben. Van a hacer explotar todo en una granada de ritmo, sangre, desfases y mucho amor.

https://latrinidad.bandcamp.com