SOMBRÍO, INQUIETANTE Y SENSUAL

Descubrí a Jonathan Bree no por casualidad si no por inquietud. Inquietante es una palabra que bien puede definir el mundo que rodea a este músico. En su larga carrera destaca como fundador de Lil ‘Chief Records y de la banda ‘The Brunettes’ (1998) y entre sus álbumes como solista cabe mencionar ‘Holding Hands, Feeding Ducks’ (2002) y ‘A Little Night Music’ (2015). Sin embargo, quiero resaltar su último trabajo, el que me ha llevado a conocerle hace poco: SleepWalking (2018).

Retrato Jonathan Bree

Jonathan Bree

En blanco y negro, un plato y músicos sin rostro. Una malla plateada cubre la cara e insinúa una identidad oculta. El videoclip de You´re so cool me apareció en una de las esquinas de recomendaciones de youtube; y la incógnita de la identidad, en pos a la incertidumbre, junto a la sensualidad, me dejó maravillado. ¿Qué era esto? Inquietante y atrayente a partes iguales, no podía dejar de bailar aquel el estribillo sensual: “ You’re so cool, it’s true/ You’re my kind of girl / Keep you ‘till the end”.

P.D: quiero aclarar que Bailar, significa bailar mal, con movimientos espasmódicos pero sensuales. A mí no me gusta bailar bien, ni me gusta la gente que baila bien. Soy muy desconfiado.

Para el 14 de Febrero volvían a saltar las notificaciones de YouTube con Valentine, segundo single de “SleepWalking”. La frase “Don’t need no precious Valentine /Or hear you will be mine all mine /Just want to know you /Are still lonely and blue”, sin pareja y entendiendo el significado comercial de dicho día, resulta el acompañamiento perfecto para maldecirlo.

El disco, sembrado de temas románticos, ofrece una visión que muchos podemos considerar más próxima a la realidad del amor. El amor, y por tanto el álbum, se expresa envuelto en una atmósfera onírica y sombría, como si fuera aquella pesadilla que visitabas una y otra vez de pequeño por puro placer. En mi juventud soñaba con Condes Draculas a quienes me unía como compañero de piso en su castillo. Pues justo así suenan, un tras otra, las canciones del álbum.

 

Redactado por Alejandro Paraíso