Cuando los-de-Encuentros-Sonoros decidimos empezar a trabajar en El Soldadito de Plomo, les comentaba a mis compañeros, entre risas, que la última vez que pisé suelo cartagenero me subí en el ascensor panorámico: tenía diez años, los dientes muy torcidos y las excursiones del colegio me gustaban regular.

Nueve meses más tarde, me confieso encariñada con el lugar y ciertamente enganchada a los crespillos, al pollo kentucky, y a las aceitunas que Tania -la camarera del Soldadito- siempre mete en el morro de los tercios.

El viernes 8 de junio es el último evento de la temporada, y pensamos que sería buena idea cerrar el círculo con un grupo autóctono: porque en Cartagena se hacen buenos crespillos pero también buen britpop.

Kuko Scars (voz), Javier López (teclados y coros), Daniel Bruno (guitarra y coros), Simón Ballester (batería), Sam Patrón (bajo) y Daniel Sánchez (guitarra y sintes) son The Merchants: llevan juntos desde 2016, acaban de estrenar South Division -un disco con el que quieren “reflejar el estado emocional del grupo a través de un viaje interno desde la furia de una tormenta hasta la calma después de la tempestad”- y tienen el firme propósito de romper con la escena rock clásica, incluyendo en sus canciones sintetizadores y ritmos funk.

 

 

Cada vez que pienso en escribir “¿os lo vais a perder?” en mi cabeza suena con voz de teletienda así que me reitero en un ¡VENID, COPÓN!