Estoy en Roma. Check. Los idiomas se me dan de culo. Check. “Dumb, dumb,dumb,dumb they all falls down

¿Tienen algo en común Brooke Candy y Roma?

Roma: Ciudad.

Brooke Candy: Persona y artista multidisciplinar. Multidisciplinar quiere decir que es estilista, modelo, fotografa, cantante y stripper. Entre otras cosas.

Exteriormente, nada. En mi cabeza, muchas cosas.

 

Uno. Conocí el trabajo de Brooke Caandy  a través de su colaboración con Nicola Formichetti, editor y diseñador de moda nacido en japón pero que ha desarrollado parte de su vida en italia, para el estilismo de la canción “Opulence“. A Nicola Formichetti lo conocí  a través de Lady Gaga, americana de padre italiano. Del mismo modo que la artista tiene ascendencia italiana.

Opulence

Dos. El carácter revolucionario de la canción. “Dumb, dumb, dumb, dumb, they all falls down“,”everybody go to war”  y “Lies” son los tres gritos que se te pegan de la canción y que mientras ando por Roma me llevan a pensar en mi barrera idiomatica frente a la ciudad. La cuál debe caer. Al mismo tiempo que me lleva a pensar en la mentira que supone construir una barrera. Es mentira, no es real, la hemos inventado nosotros y podemos destruirla.

En todas sus canciones la artista lanza mensajes subliminales repetidos una y otra vez a modo de mantra: “Everybody Does“, “Paper or plastic”, “Doctor we aren´t just a smile away form happy days“, “Living out loud“….

Brooke Candy

Tres. En ambos se da una característica a valorar: un equilibrio en la exaltación de la belleza de un modo plural y sobrecogedor. No podemos definir la ciudad por una corriente estética. Tampoco a la artista. Es una conjunción de influencias: pop, electrónica, punk, trap, rap, gótico, pin-up…

¿Volveré de Roma hablando inglés e italiano? ¿He acercado un poco a la ciudad y la artista? ¿He derribado alguna barrera?

Conclusión = respuesta = affirmativa.

“Dumb, dumb, dumb, dumb, they all falls, down”